Música celta para madres y bebés

Published on 18 octubre, 2015

Cuando hablamos de melodías hermosas y relajadas, la música celta se destaca por estar llena de ritmos suaves y que nos remontan a paisajes verdes y llenos de campos y lagos, como los de las Highlands escocesas, que es una de las zonas europeas de donde proviene este género. Hoy en día, este estilo musical se ha vuelto muy popular junto a las canciones del New Age, ya que cuenta con muchos beneficios para el organismo.

musica-celta-madre-bees

De hecho las sesiones de musicoterapia emplean composiciones celtas entre su repertorio, como una herramienta para tratar a las personas con problemas de nervios y estrés. Esto las convierte en un método perfecto para tranquilizar también a madres y bebés, en distintas etapas que se dan durante y después del embarazo.

La música celta, empleada de esta forma, puede brindarnos varias ventajas como las siguientes:

  • Resulta excelente para inducir el sueño en niños y bebés que tienen problemas para dormir. No hay mejor canción de cuna que las que se pueden encontrar dentro de este tipo tan peculiar y maravilloso de sonidos.
  • Es muy efectivo para tranquilizar a las madres durante momentos de ansiedad. A veces el levantarse todas las noches o estar demasiado ocupada atendiendo las necesidades de los pequeños durante el día, puede ser extenuante. Por eso la relajación es muy importante.
  • Calma el dolor. A veces después del parto, el cuerpo puede experimentar molestias físicas como resultado del esfuerzo. Se ha demostrado que la música celta escuchada con concentración, tiene la facultad de ayudarle al cuerpo a superar los dolores mediante la liberación de endorfinas.
  • Al igual que sucede con la música clásica, las canciones celtas contribuyen al desarrollo de las neuronas. Los bebés pueden mejorar su capacidad de aprendizaje, gracias a la estimulación que reciben las conexiones neuronales.